“Por favor no me corten la luz, me quedé sin trabajo, estoy solo con mis hijas”: el pedido de un padre con final feliz

Un lecturista de Edesal pasó por una casa en la ciudad de La Punta y un cartel pegado sobre el medidor lo conmovió. No se quedó con los brazos cruzados, organizó una colecta y logró reunir el dinero para pagar el servicio.


El viernes 17 de junio, en vísperas del Día del Padre, Xavier Emiliano Rubilar, un lecturista de Edesal, se encontraba realizando el habitual recorrido por el barrio 900 Viviendas ubicado en la ciudad de La Punta y en una casa encontró una nota dirigida a él.

“Por favor no me corten la luz, me quedé sin trabajo. Estoy solo con mis dos hijas, en cuanto pueda voy a pagar la luz. Por favor y gracias”, rezaba el cartel que dejó colocado en el medidor.

El escrito le erizó la piel por lo que decidió solicitar ayuda por medio de las redes sociales: “Me gustaría darle una mano a este hombre, él no sabe nada, ni va saber quién se la pagó, pero se va a encontrar con un lindo regalo para el Día del Padre. Ayúdenme por favor”.

xVI.jpg

Xavier Emiliano Rubilar, el trabajador de Edesal.


Desde ese día junto a la organización “Musawa Musawa Movimiento Solidario” comenzaron una colecta a través de Mercado Pago ya que el vecino adeudaba $32.999.

Este pedido conmovió a la comunidad y este domingo, luego de lograr reunir el dinero pagaron las cuatro boletas.

“Ya se le entregó este hermoso regalo del Día del Padre a este hombre. Pude comunicarme con él personalmente y realmente les agradece de corazón, con los ojos brillosos me contaba que al enterarse ayer por Musawa Musawa lo que había sucedido no lo podía creer y lloraba junto a una de sus hijas. Gracias a Dios llegó esa carta a mis manos y entre todos le dimos una mano”, escribió Rubilar en sus redes sociales.

El trabajador contó que gracias al aporte solidario se recaudó $49.729. El resto del dinero se lo transfirió al hombre.

“Él no podía creer, ni entender esto. Gracias porque aún hay gente dispuesta a ayudar”, destacó finalmente Rubilar.

Publicidad