Por penales, Boca venció a Talleres y es el dueño de la Copa Argentina

El partido en el que ambos elencos mostraron poco se definió desde los 12 pasos y ahí el "Xeneize" demostró supremacía. Rossi fue otra vez la gran figura del encuentro, que este miércoles se disputó en el Estadio Único de Santiago del Estero.


Boca se consagró esta noche por cuarta vez campeón de la Copa Argentina bajo este formato, al superar por penales 5-4 a Talleres de Córdoba, tras empatar 0-0 en una deslucida final celebrada en Santiago del Estero, pero que le permitió cerrar con una sonrisa la temporada, además de clasificar directo a la fase de grupos de la Copa Libertadores.

En el estadio "Madre de Ciudades", el arquero del "Xeneize" Agustín Rossi volvió a ser vital en la serie al atajarle el segundo tiro a Héctor Fertoli sobre el palo derecho, como ante River y Patronato en instancias anteriores, y con una efectividad plena -convirtió los cinco remates de la definición- levantó nuevamente el trofeo más federal e inclusivo del fútbol argentino, tras haberse consagrado en 2012 y 2015, además de la vieja edición de 1969.

Boca consiguió su estrella 71 y su cuarta Copa Argentina. De las 10 ediciones es entonces Boca el más ganador y lo sigue River con tres títulos, mientras que los restantes se los reparten entre Rosario Central, Huracán y Arsenal.

El título, primero de Sebastián Battaglia como entrenador mientras se pone jaque su continuidad, le permite a Boca clasificar directamente a la fase de grupo de la Copa Libertadores, cuando por la tabla anual iba a tener que jugar el repechaje probablemente.

Boca -que terminó el partido con un hombre menos por la expulsión de Juan Ramírez- cierra un año de camino sinuoso, en el que empezó campeón y terminó de la misma manera, pero en el que tendrá que reacomodarse para intentar volver a los primeros planos nacionales e internacionales.

Publicidad