Rodríguez Larreta ya tendría aliado para llegar a ser presidente

Tras la foto y el mensaje de Patricia Bullrich con Gerardo Morales en Salta, un importantísimo operador todoterreno de Juntos aseguró que "es una muy buena fórmula para competir contra Rodríguez Larreta - Schiaretti". Los primeros, como se saben, quieren nuevas condiciones en el armado opositor.


Apenas se conoció la foto en Jujuy donde Patricia Bullrich compartía escenario con el gobernador Gerardo Morales, en la que éste ponía en la agenda la posibilidad futura de una fórmula presidencial conjunta, uno de los operadores todoterreno y candidato en las futuras elecciones generales le confió a MDZ. "Está buenísimo que compitan contra Horacio Rodríguez Larreta - Juan Schiaretti".

El alcalde porteño viene hablando desde hace varios meses que para que el país tenga una mínima chance de reencauzar un sendero de previsibilidad mínima en materia social y económica, sin que esto conlleve algunos tropiezos, se necesita "un acuerdo macro con el 70% de la dirigencia política".

Por supuesto, los que mal piensan -y a veces aciertan-, consideraron que le estaba mandando un centro a su amigo Sergio Massa, quien hace un mes hizo publicó su deseo de que luego del 14 de noviembre, sea cual sea el resultado electoral, se concrete un acuerdo parlamentario entre todas las fuerzas políticas.

Rápidos de reflejos, Rodríguez Larreta, por su lado, y Patricia Bullrich, por el otro, además de la mayoría de los dirigentes radicales, le pidieron al voluntarioso presidente de la Cámara de Diputados de la Nación que "primero lo hable con sus aliados del Frente de Todos", y que sean ellos en su conjunto los que aseguren que lo que se acuerde se podrá tratar sin ninguna jugada engañosa por medio. Quien se quema con leche, cuando ve una vaca, llora.

Semanas atrás, en un off con este periodista, uno de los principales referentes del radicalismo bonaerense había asegurado que "nada de lo que se haga podrá salir del marco del frente que componemos con el PRO, la Coalición Cívica y el Peronismo Republicano". Hizo esta afirmación porque la posible desintegración de Todos llevaría, inmediatamente y como acto reflejo, la reconfiguración de Juntos por el Cambio ya que habrá muchos actores que hoy militan en el oficialismo, pero que están enfrentados a La Cámpora y a Cristina Fernández de Kirchner, que pueden encontrar allí un cobijo para sus proyectos jamás ejecutados por Alberto Fernández.

Ya es vox pópuli el diálogo directo y frecuente que mantienen Diego Santilli, Jorge Macri y el propio Rodríguez Larreta con la mayoría de los intendentes peronistas que hoy participan del armado oficial. Inclusive algunos que ganaron en las PASO de septiembre y seguramente repetirán y mejorarán su performance en noviembre tienen más que una coincidencia con los opositores PRO.

Siempre Jorge Macri supuso que la sigla PRO significaba "Peronista, Radicales y Otros", mientras que Santilli, cuando se enoja por alguna jugarreta interna, lanza: "se olvidan que soy peronista". Igual frase puede calzarle a su amigo, aunque algo distanciado en los últimos tiempos por su apresurado lanzamiento a gobernador, Cristian Ritondo, también ocupado por el futuro de su amado Club Atlético Independiente.

José María "Tati" Vernet, el primer y más joven gobernador santafecino, siempre recuerda los largos viajes en una Traffic muy cómoda desde Buenos Aires hasta San Luis, a fines de la década de los '90, acompañado por jóvenes que recién empezaban a hacer política y querían saber qué pensaban los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Sáa. Uno de ellos era Rodríguez Larreta.

Si esa concepción filo peronista, que lo llevó también a trabajar como director ejecutivo del IPS bonaerense durante la gestión del peronismo de aquel entonces sigue en su concepción, no sería extraño que Schiaretti, que descree de todo lo que se hace desde el conurbano bonaerense, y antiguo compañero de aventuras de Sergio Massa en 2015, haya iniciado ya un camino "antigrieta" para 2023.

Publicidad