San Luis | Una mujer tenía prisión domiciliaria: salió, robó y la arrestaron

Posiblemente la Justicia le revoque el beneficio que le había otorgado a la sospechosa hace más de un mes.


Según adelantó una fuente judicial, probablemente esta semana el juez de Garantía 3, Marcos Flores Leyes, y el fiscal de Instrucción 3, Esteban Roche, realizarán una audiencia de revisión de prisión preventiva para determinar si le revocan o no el beneficio a Yamila Barroso, quien incumplió la regla de conducta que le habían impuesto. El 6 de junio, la mujer fue procesada junto a otras tres personas por “Robo doblemente calificado por las lesiones causadas y por ser en poblado y en banda”, y el magistrado le otorgó a ella y a otra de las imputadas la prisión domiciliaria, mientras que el resto fue trasladado al Servicio Penitenciario Provincial.

Todos están sospechados de robarle y golpear salvajemente a Claudio Leyes el 17 de abril, en una estación de servicio de Juana Koslay. El juez Flores Leyes ordenó que Barroso y la otra imputada cumplieran el arresto en sus domicilios, dado que tienen hijos menores y requieren de sus cuidados.

Sin embargo, Barroso desmereció el beneficio y el viernes salió a delinquir. La Policía la detuvo el viernes, alrededor de las 23:40, en la calle La Merced y Corrientes junto a un hombre, de apellido Rodríguez, luego de que ambos le arrebataran el celular a un joven.

Según denunció la víctima, Barroso y Rodríguez le arrebataron su celular en La Merced y Rawson mientras esperaba el colectivo. Dio aviso a la Policía y los siguió hasta confrontarlos y recuperar el teléfono. Agentes de la División de Respuesta Inmediata Motorizada (DRIM) detuvieron a los delincuentes, quienes fueron trasladados a la Comisaría 4ª, donde permanecen detenidos por el delito de “Robo simple”.

La familia de Claudio Leyes, en comunicación con El Diario, expresó su indignación frente a la violación de la prisión domiciliaria en la que incurrió Barroso. “Hace una semana también la sorprendieron delinquiendo en la plaza Pringles y nosotros fuimos a hablar con el fiscal Roche para avisarle sobre eso. Claudio ahora está en terapia intermedia, hace dos meses que está internado. No tiene movimiento alguno y por eso no lo pueden evaluar neurológicamente, porque no habla ni responde a los estímulos. El médico dice que solo hay que esperar; que su recuperación puede ser un proceso largo de varios meses o que puede llegar a quedar así de por vida. Tenemos mucha impotencia de saber que esta persona (en referencia a Barroso) hace lo que quiere. La defensa pidió la prisión domiciliaria para que ella pudiera estar en su casa porque tiene hijos menores, pero sigue delinquiendo”, expresó una cuñada de la víctima.

Publicidad