Un 70% de los puntanos sufre de sobrepeso y obesidad

Así lo aseguraron nutricionistas locales. Advierten que los porcentajes en menores también son elevados.


Nutricionistas locales indicaron que un 70% de la población provincial sufre sobrepeso u obesidad, en sintonía con lo que ocurre a nivel nacional. Advierten que la pandemia agravó el problema y que estas condiciones pueden derivar en dolencias como la diabetes y la hipertensión.

“Estamos teniendo estadísticas de sobrepeso y obesidad muy altas. Estamos hablando del 70 por ciento de la población. Tenemos que empezar a trabajar con este grupo para que ese porcentaje disminuya”, mencionó Griselda Sosa, licenciada en Nutrición, y agregó: “Hablando de las complicaciones que traen estos factores, estamos en presencia de altos valores de diabetes, hipertensión, dislipemia (elevado nivel de lípidos) y trastornos cardiovasculares”.

El sistema público en la provincia mantiene estadísticas relacionadas con estas afecciones. “Atendemos a una población aproximada de 7 mil personas. Lo que podemos observar, sobre todo en los niños, es un 60% de obesidad. Con respecto a los adultos mayores, más del 75% son hipertensos y el 25% restante son hipertensos con diabetes”, describió Jessica Astudillo, nutricionista e integrante del grupo interdisciplinario del Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) N° 7 Las Américas.

Después de la pandemia los puntanos reconocen haber aumentado de peso. “La autopercepción que tenían los pacientes en el momento de la pandemia y posterior hace referencia a que un 80% incrementó su peso durante este proceso de encierro”, subrayó la especialista.

El año pasado la incidencia del sobrepeso y la obesidad en la población era del 60 por ciento, lo que refleja el fuerte aumento asociado con el sedentarismo provocado por la pandemia.

Sosa expresó que un 40 o 45 por ciento de sus pacientes tiene diabetes; y que tres de cada uno sufre de hipertensión y no lo sabe. "Estamos viendo cada vez más sobrepeso y obesidad en niños entre 5 y 17 años. En la Argentina tenemos 41% de obesidad en esa franja etaria”, afirmó.

“En un 80% de nuestros pacientes predomina un sobrepeso u obesidad que están asociadas a la diabetes y la hipertensión y contribuyen al desarrollo de estas enfermedades crónicas no transmisibles”, especificó Astudillo.

“Las mujeres embarazadas que vienen a los controles en este centro de salud son aproximadamente unas treinta. Hay un bajo porcentaje de anemia, pero sí hay un 40 o 50 por ciento que empiezan su embarazo con sobrepeso u obesidad”, manifestó la integrante del grupo interdisciplinario.

“La gran herramienta que tenemos los argentinos es la educación alimentaria. Por eso está la ley de promoción de alimentación saludable, que consta de tres pilares: etiquetado frontal de alimentos, entornos escolares saludables y por último publicidad y patrocinio de los alimentos dirigidos a niños y niñas”, adelantó Sosa.

Hay varias formas de trabajar para prevenir este tipo de patologías. “Para la atención de los pacientes crónicos actualmente en la provincia se está implementando un nuevo modelo de atención, con una mirada interdisciplinaria hacia la persona que es evaluada por varios profesionales a la vez. Además no solo es la visita al médico, les brindamos la entrega de la medicación, los controles del automonitoreo y también promovemos la actividad física y la buena alimentación”, destacó Astudillo.

“Nosotros nos encargamos y ayudamos en la promoción de la actividad física a través del Taller de Movimiento. En este caso son ejercicios adecuados a la edad de los pacientes que varía entre 60 y 80 años, taller de adolescentes desde los 10 a los 19 años y controles generales para niños por franja etaria para evaluar el desarrollo correcto de los niños”, finalizó.

Publicidad