Un hombre murió y su esposa está grave tras ser atacados por un ciervo

Tenían una pareja de ejemplares de la especie axis y sufrieron el súbito ataque del macho en un establecimiento rural del departamento de Federación.


Un hombre de 86 años murió y su esposa, de 85, permanecía en grave estado luego de haber sido atacados por uno de los dos ciervos que tenían en cautiverio en un establecimiento rural situado cerca de la localidad entrerriana de El Cimarrón, en el departamento Federal.

La muerte de José Manuel Gottig se produjo el último lunes, según se conoció en las últimas horas, tras el ataque que sufrió junto a su esposa en el establecimiento rural Los Varones el pasado 24 de diciembre.

Según publicó el sitio El Once, todo se inició cuando el hombre se dirigió a un predio en el que mantenía encerrados con alambre olímpico a una pareja de ciervos axis con el fin de matar hormigas.

El macho de la pareja, con su importante cornamenta, atacó al hombre y le provocó graves heridas, al igual que a su esposa, cuando intentó auxiliarlo.

Una ambulancia trasladó a la pareja al Hospital Urquiza de Federal y Gottig fue derivado al Hospital Masvernat de Concordia, donde se estableció que tenía escoriaciones múltiples, escoriación en rostro con inflamación; dos heridas punzantes por objeto romo en zona abdominal lado izquierdo y en espalda lado izquierdo con ingreso a la cavidad abdominal.

Además, el hombre fue intervenido quirúrgicamente por una herida en el colon.

Poco después, ante la difícil situación de la mujer, también fue derivada al mismo centro asistencial de Concordia, donde se produjo la muerte del hombre este lunes.

El ciervo axis es una especie exótica, que tiene como hábitat natural la India, Bangladesh y Nepal, y que a partir de ser introducido en la Argentina a principios del Siglo XX se adaptó y se expandió por Buenos Aires (Delta del Paraná), Entre Ríos y Corrientes.

El ciervo de tamaño mediano fue introducido por Pedro Luro en sus campos de La Pampa para formar cotos de caza.

Publicidad