Un niño representará a Villa Mercedes en las Olimpiadas de Matemática Argentina

Aquiles Castro Orozco tiene 12 años, de la categoría Ñandú, pasó por primera vez a la instancia nacional.


Niños y jóvenes entrenaron durante varios meses para participar de las Olimpiadas de Matemática Argentina (OMA) en la sede de Villa Mercedes y esta vez el resultado fue más allá del esperado. Y es que Aquiles Castro Orozco, de la categoría Ñandú, pasó por primera vez a la instancia nacional y deberá competir en noviembre con estudiantes de otras provincias.

“Esta propuesta empezó hace un tiempo, cuando mi profesora Carolina Rojas nos invitó a mí y a mi clase a unirnos. Me inscribieron para ver cómo salía todo, para intentarlo, pasé la instancia local, la provincial, la regional y ahora estoy listo para la que viene. Por eso estoy muy agradecido con los docentes que me motivan para seguir”, comentó el niño de 12 años.

Además aseguró que es un logro haber llegado a este nivel porque no se lo esperaba. “Voy a hacer todo lo posible para alcanzar el que sigue y luego representar a nuestro país en el mundial. Pero para ser la primera vez concursando en las olimpiadas, estoy conforme con tener este puesto. Estoy con muchas expectativas y sea cual sea el resultado, me siento muy contento”, señaló.

Jessica Albarracín, referente zonal de las OMA, contó que Aquiles los sorprendió desde el inicio, ya que desde siempre resolvió bien los problemas que le presentaban.

“Desde el principio nos tuvo siempre con la boca abierta, con las soluciones y las ideas que se le iban ocurriendo. Mientras fueron pasando las instancias, mejor le iba. En esta oportunidad sacó tres puntos como resultado, que es el máximo; porque son tres problemas", aclaró.

Generalmente, quienes corrigen los exámenes suelen marcar algunos errores, pero en su caso no hubo ninguno. “Por ejemplo, destacan que llega a la solución, pero que le falta una parte o no consideró un caso y le ponen el punto, pero con un menos, o se equivocó en una cuenta, pero el procedimiento está bien y él no tuvo nada de eso”, detalló la profesora.

Además, comentó que por la pandemia, el año pasado hicieron el entrenamiento de manera virtual y el resultado fue bueno. Creían que se les iba a dificultar explicar los temas, despejar las dudas de los participantes y que no iban a querer continuar.

“Este año retomamos la presencialidad y el grupo se duplicó, así que tenemos entrenamientos dos veces por semana. Los exámenes se toman en el Instituto de Formación Docente (IFDC) porque se constituyó como sede”, dijo.

Por último, mencionó que están muy orgullosos del desempeño y la creatividad del niño para pasar las evaluaciones. “El mes que viene le toca ir a Córdoba a rendir, con la delegación de la provincia”, agregó.

Publicidad