Una joven murió en una comisaría y la familia sospecha de los policías

El relato oficial remarca que la joven se suicidó, pero para sus familiares ese no fue el motivo de su muerte. El caso posee similitudes con el caso Florencia Morales quien fue asesinada en la provincia de San Luis.


Una joven de 26 años fue detenida el domingo a la madrugada por una contravención de tránsito y, horas más tarde, la encontraron muerta en una celda de la comisaría. Si bien el parte oficial remarca que la joven se suicidó, su familia no se conforma con esa historia.

Según el relato policial, el hecho se produjo el domingo a las 15.30 en la localidad de Laprida, Buenos Aires. Allí, efectivos policiales hallaron el cuerpo de la mujer, identificada como Daiana Abregu, colgado de una campera que había atado a una reja de un metro de altura. Sin embargo, la muerte se comunicó a los familiares recién a las 18 horas.

En comunicación con medios locales, la familia de Daiana explicó que mientras viajaban hacia la localidad de Azul para presenciar la autopsia recibieron un llamado en el que se les avisó que "la operación ya se había realizado y que podían volverse a su pueblo, que se les entregaría el cuerpo".

“Están investigando si esa muerte no fue inducida, no es lógico que se ahorcó. El comisario se lava las manos, a mi mamá le avisaron a las 18 cuando deberían haberle avisado a las 15.30 que fue cuando murió, algo están tapando”, dijo la hermana de Daiana Abregu a Laprida Noticias.

Daiana, quien tiene un hijo de 10 años, había sido detenida alrededor de las 7 de la mañana del domingo por "alteración del orden público" y provocar daños en un vehículo estacionado en la vía pública.

El caso fue caratulado como averiguación de causales de muerte y, aunque interviene la ayudantía Fiscal de Laprida en coordinación con la UFI N°7 de Olavarría, también se sumó Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

¿Otra Florencia Morales?

Florencia Morales (39) murió el 5 de abril de 2020 en una comisaría de San Luis. Según el reporte oficial, la mujer había salido de su domicilio en búsqueda de comida y fue en ese momento cuando la detuvieron. En época del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), efectivos policiales dijeron que se había suicidado, pero luego fueron procesados como "coautores de los delitos de torturas agravadas por el resultado muerte".

"Mi hermana sufrió un delito de lesa humanidad en democracia. No les gusta que diga el término, pero lo voy a seguir diciendo. Nosotros siempre dijimos que ella no se suicidó, que la habían matado", dijo hace tan solo un mes Celeste Morales, la hermana de Florencia.

Durante el mes de mayo, la Justicia de San Luis resolvió ampliar las indagatorias de Eugenia Arguello, Victoria Johana Torres, Marcos Ontivero y Reynaldo Clavero, los cuatro policías procesados en la causa. La decisión fue tomada por el Tribunal de Impugnaciones de la Segunda y Tercera Circunscripción Judicial y resolvió que el Juzgado que lleva adelante Jorge Pinto continúe con la investigación del fallecimiento de Morales bajo una perspectiva de género.

En tanto, también ordenó "una investigación exhaustiva de la conducta desplegada por el médico forense" que practicó la primera necropsia, con la finalidad de descubrir si le cabe la figura de "encubrimiento agravado".

Publicidad