Venta callejera: advierten irregularidades en la ciudad

Se trata de un grupo de personas que venden productos en los alrededores del Paseo del Padre. Afirman que hubo quejas por parte de vecinos y comerciantes del centro.


El Juez de Faltas municipal, Alejandro Ferrari, detalló que recibió quejas por el crecimiento de las ventas ilegales en las calles de la ciudad de San Luis; confirmó que hay irregularidades. Se trata de un reducido grupo de personas que trabajaban en puestos de la Galería Chacabuco y que, al manifestar bajas ventas, optaron por comercializar en la vía pública. Desde la Comuna aseguran que están en constante diálogo con los vendedores para trazar un camino de soluciones.

“Siempre recibimos quejas de los comerciantes. Desde ayer (por el martes) y durante toda la semana se profundizaron. Ni bien nos llegaron estos planteos me interioricé por parte de las áreas de control de la Municipalidad, que me confirmaron que ha proliferado la venta ambulante”, manifestó Ferrari.

“En el día de la fecha, el Juzgado de Faltas municipal libró el oficio Nº 615 a las secretarías de Seguridad Ciudadana y de Hacienda para que de manera conjunta realicen los controles suficientes para evitar la modalidad que está prohibida”, agregó.

El secretario de Desarrollo Social municipal, Mauro Martín Lucero, aseguró que la situación obedece a 7 expuesteros de un total de 35 de la Galería Chacabuco que se desempeñan en el predio.

“Dialogamos con ellos. Abrimos una mesa de conciliación para analizar la situación, para que trabajemos en conjunto, para que saquemos adelante este problema y no lleguemos a tomar ningún tipo de medidas en general. Algunos se han negado, pero la gente que está en la galería quiere continuar su trabajo. Hoy (por este miércoles) tuvimos una reunión muy positiva para construir en conjunto y brindarles este espacio”, expresó Lucero.

El Municipio creó el espacio comercial, ubicado en la Chacabuco entre Pringles y Junín, para aquellas personas que comercializaban en las calles. La acción generó un sitio totalmente meritorio para desempeñar sus tareas; además da cumplimiento a la ordenanza que prohíbe el negocio ambulante.

“Sinceramente es un lugar mucho más digno para trabajar. Evita a las personas el hecho de estar sentadas en una vereda hasta con sus hijos y exponer sus cosas en la calle. En la galería tienen sus puestos, hay baños, un comedor y un patio de comidas, hay cartelería y hasta se trabajó con publicidad”, comentó Lucero.

A raíz de los reclamos, la Comuna instó a abrir el diálogo para optimizar las ventas en la galería.

“Mantuvimos reuniones para mejorar esta condición; ellos dicen que no venden, que la gente no circula dentro del lugar y por eso quieren salir de vuelta a la vía pública. Obviamente tratamos de resguardar la paz social en todos los aspectos, pero no podemos permitir que regresen a la calle por cuestiones del resguardo de la ordenanza”, dijo Lucero.

“La semana pasada se volvió a tener un encuentro con todos, en el cual llegamos al acuerdo de ofrecer otra campaña de publicidad y accionar mecanismos para atraer clientes a la galería”, añadió.

Para evitar la venta ilegal, el Juzgado de Faltas emitió una medida para profundizar los controles por parte del cuerpo policial. “Se envió un oficio a la Jefatura de Policía para que preste colaboración en los operativos pero fundamentalmente en el resguardo, para que no haya ningún tipo de desmán ni ninguna persona resulte con algún problema”, informó el juez Ferrari.

Este miércoles, en horas del mediodía, un grupo de manteros se manifestó en el centro de la ciudad en contra de las medidas tomadas. Fue a modo de reclamo para que les permitan volver a utilizar el Paseo del Padre para la comercialización de sus mercaderías.

Publicidad