Cargando...

Versiones cruzadas tras los incidentes en las carreras cuadreras donde un chico recibió un disparo

Alexis Domínguez, uno de los organizadores del evento desmintió la información que dio la Policía. Contó que un efectivo “apuntó a todas las direcciones y ejecutó varios disparos con la Ithaca”.


Este domingo, en una carrera de caballos que se realizó en un campo de Salinas del Bebedero terminó en disturbios y con un hecho más grave: un joven de 22 años herido por el disparo que efectuó un policía.

El evento estaba autorizado y contaban con las habilitaciones correspondientes, según informaron. En el lugar se hicieron presentes 12 agentes junto al jefe de la Comisaría de Balde, comisario Carlos Miño.

Alexis Domínguez, uno de los organizadores de la carrera habló para desmentir las versiones oficiales que aseguraron que los conflictos se iniciaron porque en una de las carreras no hubo un ganador, y en el medio de las discusiones los asistentes agredieron a los efectivos. “Hasta ahora solo se conoce la versión de la Policía”, dijo en declaraciones.

“La carrera se realizó de 11 a 19 como correspondía. Cuando todas las personas se estaban retirando del predio, una pareja comenzó a discutir. A los segundos, la chica se fue y apareció la Policía y comenzaron a ejecutar disparos al aire”, explicó Domínguez.

Relató que de todos modos los efectivos intentaron reducir al hombre que había ejercido violencia de género. Después, agregó, otro policía “que apuntaba en todas las direcciones con la Ithaca y efectuó disparos”.

“Justo en ese lugar estaba un chico que no tenía nada que ver con el conflicto, y este efectivo le pegó un tiro”, aseveró. El herido es Mario Sosa. El impacto hizo que quedara acostado boca abajo. Videos de ese momento se viralizaron en las últimas horas a través de las redes sociales.

“La gente nunca los agredió, solo les recriminaron lo que habían hecho y que se hicieran cargo. Algunos policías comenzaron a pegarles culatazos a las personas. Muchos terminaron con heridas”, según Domínguez.

“La Policía atentó contra gente inocente, y faltó el respeto totalmente. Además, no intervinieron, no llamaron a nadie para que asista al muchacho herido, solo requirieron la asistencia del COAR que llegó cuando todos se fueron. Gracias a Dios la ambulancia no se había ido y pudo atender a los lastimados”, apuntó.

También desmintió que los hombres encargados de dar la seguridad terminaron lesionados: “Se fueron caminando. Se han herido después, porque yo en ningún momento vi eso”.

“El agente que le disparó al chico, cuando se estaba yendo, le dio el arma al comisario de Balde y se sacó los anteojos. Hay un video que grabó precisamente ese momento. Además se ve cuando empezaron a pegar patadas contra los asistentes”, ahondó.

Sosa estuvo internado en el Hospital San Luis pero ya le dieron el alta.