Villa Mercedes: Cayó por robar 87 mil pesos de un negocio

El sospechoso fue detenido en su casa, en un allanamiento en el que la Policía recuperó 47 mil pesos.


El delincuente que entró a "Soporte gráfico", la madrugada del jueves, pensó que no era visto por nadie. Pero no fue así; no solo las cámaras de vigilancia de la provincia lo habían captado en la calle, sino que también lo había hecho la filmadora que tiene el comercio que saqueó. Tampoco contó con el hecho de que a esta altura, con tantos antecedentes penales por robos en su haber, su rostro es más que reconocible por los policías de Villa Mercedes. Por eso, cuando los efectivos de la Comisaría 10ª revisaron los registros fílmicos, fue cuestión de segundos para que identificaran con nombre y apellido al ladrón que había robado 87 mil pesos de la gráfica. Era Fernando Nicolás Gil. También fue cuestión de horas para que allanaran su domicilio, recuperaran parte del botín y lo detuvieran.

El miércoles, a las 17, el dueño de "Soporte gráfico", terminada la jornada laboral, cerró la puerta del negocio ubicado en Europa 778. Al día siguiente, cerca de las 8, cuando estaba a punto de entrar a su local para iniciar un nuevo día de trabajo, desde la calle observó que la persiana de la puerta principal estaba violentada. Parecía como si con un "elemento contundente le hubieran hecho palanca", describió la víctima en su denuncia. Apenas entró al comercio revisó la grabación de la cámara de seguridad. Así descubrió que el robo fue alrededor de las 5 de la madrugada. El delincuente no perdió el tiempo, buscó la caja registradora y la vació. Se llevó 87 mil pesos y un teléfono celular. De inmediato, el damnificado fue hasta la comisaría a denunciar el saqueo.

Pese a que el ladrón cubría parte de su cabeza con una capucha, los policías no tuvieron problema en reconocer que era Gil, quien tiene varios antecedentes por delitos contra la propiedad, por uno de los cuales estuvo preso el año pasado.

"Así, con los registros de la cámara de seguridad pública y privada, otras entrevistas y trabajo de investigación hecho con telefonía celular y las redes sociales del sospechoso", los investigadores reunieron pruebas suficientes para que el fiscal les autorice el allanamiento de la casa de Gil. Entonces, ese mismo día, a las 10, el personal de la Comisaría 10ª, a cargo del comisario Pedro Alaniz, requisó el domicilio del imputado, en la casa 63 del pasaje 3 del barrio Los Acacios.

"En la vivienda hallamos la suma de 47 mil pesos y también secuestramos prendas de vestir que podrían tener vinculación con el robo", detalló el comisario. Esa ropa luego fue reconocida por la víctima como la que usaba el ladrón que entró a su negocio.

Otro dato que complica todavía más al hombre de 27 años es el hecho de que la videocámara del negocio captó un detalle de su rostro, que después constató el médico policial. En el video del robo podía verse que el ladrón tenía una lesión traumática, el hematoma de un golpe, en el ojo izquierdo, al igual que el sospechoso.

Desde entonces, Gil está detenido. El fiscal de Instrucción 2, José Olguín, lo imputó por "Robo calificado por efracción" y permanecerá en el calabozo de una comisaría, por lo menos, hasta el martes, cuando se venza la prórroga del arresto que solicitó su defensa.

Publicidad