Villa Mercedes: Le robaron el auto y apareció tres meses después totalmente quemado

Los padres del damnificado dieron a conocer el caso por las redes sociales. También expusieron "complicidad" para que actuaran los delincuentes y "zona liberada".


El pasado 9 de octubre se robaron del Barrio 960 Viviendas, en Villa Mercedes, un Fiat Palio 2018, y en las últimas horas apareció incendiado. Tras el hecho hubo cuestionamientos por "la lentitud de la Policía para encontrarlo".

"Apareció! miren cómo… pero esto es culpa nuestra como dijo la señora policía, por haber publicado la llave… Sí, aunque no lo crean, así lo dijo, la culpa es nuestra por no pensar como delincuentes, espero y exijo como ciudadana que paga sus impuestos que esta investigación continúe", escribió en su perfil de Facebook, Caro Ponce.

"Villa Mercedes, zona liberada, nadie hace nada", criticó Roberto Muñoz, también familiar del damnificado. Sostuvo que hubo "lentitud" de la Policía.

El auto era de su hijo Santiago, que es militar. Primero tuvo la mala suerte de perder la llave del rodado, y para que lo ayudaran a encontrarla, realizó una publicación en Facebook. Él había llegado a la ciudad para visitar a sus padres. Se lo llevaron de Tucumán y Esteban Agüero.

Casi tres meses después, el rodado fue encontrado totalmente calcinad sobre calle Perú, entre Junín y Pescadores. En horas de la madrugada del primer día del 2023 lo incendiaron.

Los motivos del robos todavía no han sido esclarecidos.

Ponce comentó que el vehículo no había sido desmantelado. "Tenía hasta el caño de escape (silens), esto es una prueba que el auto se robó no con fines de desmantelarlo sino por personas que se dedican a esto, a la venta de autos robados y esto seguro con la complicidad de alguien, sino y sostengo, no podrían hacerlo con tanta impunidad", sostuvo.

Al mismo tiempo expuso la "impotencia" que sentía. En la zona no hay cámaras de seguridad.

"En abril recién vamos a terminar de pagar al auto, pero por lo menos tenemos esa ‘satisfacción’ de que no pudieron hacer lo que querían", añadió.

"Mirá cómo recibimos el año. Es una vergüenza todo esto, nunca supimos nada, hasta hoy, no hay un sospechoso. Íbamos a Fiscalía, preguntábamos a la Policía todos los días. No sabemos para qué fines se hizo esto. Lo habrán usado para robar, lo habrán tenido guardado este tiempo. Las cámaras de seguridad no sirven, están de adorno", dijo por su parte Darío González, el padre del damnificado.

Publicidad