Villa Mercedes: Pedía prestado un celular para llamar al 911 y en realidad era para robarlo

Sospechan que el ladrón, de 36 años, cometió otros 9 hurtos con la misma modalidad. Hace tres meses salió de la cárcel.


A solo tres meses de haber dejado el Penal de San Luis, Juan Carlos Galvalicio parece estar lejos de abandonar la vida que lo llevó allá y hoy está nuevamente a un paso de regresar a la cárcel.

Hace un par de días, los policías de la Comisaría 8ª lo detuvieron por robarle el celular a una adolescente en el centro de Villa Mercedes. Este viernes, en la indagatoria, "El Bebi", como lo conocen, admitió haberle sustraído el teléfono a la chica y dijo estar arrepentido. Pero eso no sería todo. Debido a que en los últimos dos meses, en diferentes puntos de la ciudad hubo robos de celulares, en los que las víctimas fueron engañadas con la misma estrategia, los investigadores sospechan que el hombre podría ser el responsable de otros nueve hurtos similares.

El hombre de 36 años le dijo al juez Alfredo Cuello que la noche del domingo circulaba en su moto roja "tuning" por calle Pedernera. Antes de llegar a la escuela "Remedios de Escalada" vio a dos chicas con un teléfono y frenó. "Le pregunté a una si me dejaba hacer una llamada porque le habían robado el celular a mi hermano", declaró.

Una vez con el aparato en mano, fingió llamar al 911 y, a los pocos segundos, se fue con él. Dijo que después se lo vendió a un tal "Dominicano". "Yo le expliqué que era robado y él me dijo 'no te preocupes, que yo lo hermoseo y lo vendo'", relató. Según su declaración, el imputado le vendió el celular a ese hombre y así logró regresar a su casa con 6 mil pesos en el bolsillo.

Luego contó que, si bien él prestó colaboración en la requisa, cuando los policías allanaron su casa en la calle Conejitos del barrio Ciudad Jardín, la moto que le secuestraron, en realidad, es de su novia. "La moto de ella es parecida a la mía, pero no tiene nada que ver, porque ella no me la presta", dijo.

El miércoles, en el domicilio de Galvalicio los efectivos incautaron una moto 110, plantas de marihuana, prendas de vestir, entre otros elementos que podrían tener relación con el hurto que investigan. En el transcurso de la tarde noche de ese día, ubicaron a la persona que le había comprado el celular robado al tal "Dominicano" que mencionó el imputado, quien en realidad es colombiano.

Publicidad