Ya son casi cien las empresas que tomaron a beneficiarios del Plan de Inclusión

En la actualidad hay 1.350 trabajadores que se insertaron en las firmas y pudieron aportar sus habilidades.


La incorporación de diez beneficiarios de Inclusión Social a la fábrica textil Herzo confirma un exitoso esquema que en la provincia ya abarca a 100 empresas que cuentan con trabajadores del plan. El balance refleja las incorporaciones ocurridas este año de la mano del Programa de Promoción Laboral, que impulsa el Ministerio de Desarrollo Social de San Luis.

“Durante el año ingresaron 98 firmas que son las actuales, además hay 7 que están en la labor de iniciar el proceso de inserciones laborales. Hoy en día, tenemos a 1.350 beneficiarios que tienen trabajo en estas empresas. Proyectamos llegar a las 1.400 personas a principios de enero”, dijo Paula Penna, jefa de Capital Humano del Subprograma de Promoción Laboral del Ministerio de Desarrollo Social.

La funcionaria remarcó la importancia de esta gestión, que provoca un crecimiento en lo laboral muy fuerte. “Con estos números con los que cerramos el año superamos ampliamente las expectativas desde que pusimos en marcha el programa. Las firmas y los beneficiarios apostaron en el transcurso del año que esto sea algo muy productivo”, subrayó Penna.

Explicó que si bien hubo un poco de desconfianza al principio por parte de algunas empresas para tomar gente que provenía del plan, con la capacidad de respuesta y de trabajo exhibida por los trabajadores esto se pudo modificar.

“La Ley de Capacitación y Empleo está vigente desde 2016 y la de Reactivación Económica desde el año pasado. La gestión del ministro de Desarrollo Social, Nicolás Anzulovich, que comenzó en enero, nos permitió firmar convenios de cooperación con el Ministerio de Producción, y en los próximos meses vamos a firmar con Turismo”, destacó la funcionaria.

Aseguró que el compromiso a la hora de trabajar entre los ministerios permite que el alcance de los proyectos sea más amplio. Además dijo que el diálogo con las empresas ayuda a conocer el perfil de empleado que se requiere y en qué cantidad. “Nosotros nos encargamos de hacer la preselección de los candidatos y los enviamos a entrevistas laborales en las empresas”, expresó Penna.

“A principio de año hicimos un recorrido por toda la provincia, en el cual fuimos con encuestas para todos los beneficiarios para consultarles sobre sus conocimientos y avance escolar. Reunimos una base de datos que nos ayuda a visualizar dónde pueden desempeñarse”, expresó la funcionaria.

En el área de Capital Humano aseguran que el Programa de Inclusión Social se capacita en oficios y busca especializar a sus trabajadores a través de convenios con la ULP, la UPrO y la CAME (Ver "La capacitación...").

“Buscamos capacitar para que toda inserción laboral sea fructífera. Para el 2023 queremos duplicar o triplicar los números, tanto de beneficiarios insertados como de empresas que ofrezcan puestos laborales", agregó Penna.

“Queremos lograr una mejoría en la calidad de vida del trabajador. Por eso buscamos la capacitación como fundamento”, afirmó.

Indicó que el personal del área que trabaja para que las beneficiarias y los beneficiarios puedan lograr un puesto de trabajo es de aproximadamente 18 personas, que cumplen una labor diaria para lograr el objetivo.

La capacitación, la clave para poder progresar

La capacitación representa uno de los pilares para el progreso de los empleados de Inclusión Social y más de 5 mil personas se han formado este año. El lunes se celebró el acto en el que se entregaron certificados a 2.450 beneficiarios y beneficiarias que completaron alguno de los nueve cursos que se brindaban de forma digital. Los que recibieron los diplomas son los que finalizaron sus estudios a través de la plataforma Impulsar Inclusión de la Universidad de La Punta (ULP).

La entrega estuvo a cargo de la ministra de Ciencia y Tecnología y rectora de la ULP, Alicia Bañuelos, y el ministro de Desarrollo Social, Nicolás Anzulovich.

La jornada contó con un video donde diferentes beneficiarios expresaban su experiencia personal en cuanto al desarrollo de la cursada en formato virtual. Además, se hizo una entrega por cada categoría de curso.

Las capacitaciones que se brindaron se repartían en: Programación, Marketing Digital, Habilidades Blandas, Todos Podemos Emprender, Primeros Auxilios, Herramientas Digitales de Google, Calidad en Atención al Turista, Promoción Comunitaria y Cuidado Integral de la Salud y Cuidado Domiciliario de Personas Mayores y Personas con Discapacidad.

Bañuelos remarcó que el 75 por ciento de los inscriptos pudo finalizar satisfactoriamente las instancias educativas. También dio a conocer que en la segunda tanda de cursada, de aproximadamente 3.800 alumnos, cerca de 2.900 eran mujeres.

Publicidad